¿Inteligencia o felicidad?

¿Es verdad eso de que cuánto más inteligentes somos, menos felices? 

Una de las primeras cosas importantes es saber dónde estamos respecto al resto del mundo y la sociedad, y para eso la psicología nos da herramientas muy útiles.

Entre ellas, están los test de inteligencia que nos dan una idea OBJETIVA, de dónde estamos respecto a los demás, y a las personas de nuestra edad.

¿Qué tal se da hacer amigos? 

¿Ligas mucho? 

¿Sabes decir NO?

¿Sueles ceder tú?

¿Terminas lo que empiezas?

¿Encuentras a la pareja que quieres?

Los test de inteligencia te permite algo súper importante: separar la cultura que tienes, con tu inteligencia nata. Podemos ser auténticos genios, y sin embargo, no habernos formado… ¿por eso no somos listos?

Las matrices progresivas de RAVEN son 60 láminas con imágenes, donde tendrás que adivinar cuál es la pieza que mejor encaja en la serie que muestran. Puede ser tedioso, por lo largo… 😅, o divertido!, y en función de tu edad te dará el cociente intelectual que tienes. Sencillo. Sin depender siquiera de saber leer, hablar español, inglés o ¡chino!

La media del cociente intelectual de las personas está entre 90 y 110; por encima de 110 y hasta 130, están las personas muy inteligentes, y a partir de 130 las personas con altas capacidades o superdotados.

Pero aún más importante que el cociente intelectual, están las fortalezas con las que contamos para enfrentarnos a la vida, y para eso nos ayuda a saber dónde estamos la University of Pennsylvania, con el cuestionario VIA para la FELICIDAD AUTÉNTICA, nos dice cuáles son nuestras fortalezas personales más importantes.

En este caso, el proceso vuelve a ser lento porque son muchas las preguntas a contestar, pero realmente el resultado que ofrece la página que te enlazo al final de este artículo, es sorprendente por lo real.

Te ordena las 24 fortalezas que todos tenemos, desde la más desarrollada, a la menos. ¿Qué se consigue con esto? Saber tanto las cosas en que eres mejor, como las cosas que podrían ser áreas de mejora.

Una vez conozcas tu cociente, y sepas en qué eres fuerte para ser feliz, podrás empezar a orientarte hacia tus metas, con la realidad de las herramientas ¡que ya tienes en ti!

Sabiendo dónde estamos, tenemos el punto de partida desde el que movernos para llegar a cada una de nuestras pequeñas o grandes metas.

Te animo a que hagas el test, y después reflexiones sobre cuáles son tus fortalezas.

Que pases un día estupendo!!!

Cuestionario FELICIDAD AUTÉNTICA

¿Comentamos los resultados?